Search
Tuesday 16 October 2018
  • :
  • :

6 fáciles ejercicios para dejar de roncar

Se puede amortiguar este problema, adelgazando, no durmiendo boca arriba y haciendo esta serie de ejercicios que veremos a continuación.

ronquidos

No hay nada peor que una noche en la que no puedas dormir a causa de los ronquidos de tu amada pareja…o tu amada abuelita, o tía, o tío, o quien sea que en la casa que tenga esta ruidosa característica. Pero lo peor no es ese gruñido feroz para los demás, sino la temida apnea del sueño.

Cuando dormimos, todos los músculos del cuerpo se relajan más. Esto incluye los músculos que ayudan a mantener la garganta abierta para que el aire pueda fluir hacia los pulmones. La garganta, normalmente, permanece abierta durante el sueño para permitir el paso del aire.

Pero, algunas personas tienen una garganta más estrecha. Cuando los músculos en la parte superior de la garganta se relajan durante el sueño, los tejidos se cierran y bloquean la vía respiratoria. Esta detención en la respiración se denomina apnea. El ronquido es causado por el aire que se escurre a través de la vía respiratoria estrecha o bloqueada. Sin embargo, no toda persona que ronca sufre apnea del sueño.

Hay otras razones menos graves, como:

  • Un maxilar inferior que es corto en comparación con el maxilar superior.
  • Ciertas formas del paladar o la vía respiratoria que provocan que esta última colapse más fácilmente.
  • Cuello o collarín grande (17 pulgadas o más en los hombres y 16 pulgadas o más en las mujeres).
  • Lengua grande que puede retraerse y bloquear la vía respiratoria.
  • Obesidad.
  • Amígdalas y vegetaciones adenoideas grandes en niños que pueden bloquear la vía respiratoria.

Lo mejor en muchos casos es hacer una intervención quirúrgica. Sin embargo, en los casos más leves, se puede amortiguar este problema, adelgazando, no durmiendo boca arriba y haciendo esta serie de ejercicios que veremos a continuación.

Ejercicios para reducir los ronquido

  1. Presiona la punta de la lengua contra el paladar y deslízala hacia atrás. (20 veces)
  2. Levanta tu lengua para que este presionando el paladar por completo. (20 veces)
  3. Fuerza la lengua hacia abajo mientras presionas la punta contra los dientes. (20 veces)
  4. Levanta el paladar blando y la úvula. (20 veces)
  5. Presiona el musculo de la mejilla contra uno de tus dedos. (10 veces cada mejilla)
  6. Alterna el ejercicio de masticar por solo un lado con la lengua en el paladar. (Cada vez que comas)

No desgastes tu relación y demuestra que te importa quien tienes al lado. Estos sencillos ejercicios pueden hacer la diferencia. Ya sabes, el cuerpo se educa. Así como hay ejercicios de Kegel para apretar el esfínter, evitar la eyaculación precoz, entre otros beneficios, estos ejercicios también podrían mejorar tu vida y la de los demás.

  


Karen Hermosilla

Soy una reverde por naturaleza. Quiero que esta civilización se escurra de una vez y traslade su narciso antropocentrismo a un razonable ecocentrismo. No les compro a los shustentables que apoyan el capitalismo verde y la RSE.