Search
Friday 23 August 2019
  • :
  • :

Atentado a Charlie Hebdo ¿Las Torres Gemelas de Europa?

Las consecuencias son hasta ahora insospechadas. Sólo podemos pensar que dan pie para que las fuerzas más oscuras de occidente nuevamente retomen las posiciones hegemónicas del pasado como contrapartida a la Yihad.

charlie hedboEn un mundo amargo, el humor y su verdad es penado con la muerte. Prohibido pensar y reír de la estúpida mentira que son las construcciones de mitos que sostienen esta inmunda sociedad. Pero si esta burla es funcional a un sistema más grande y absoluto, puede ser una carta utilizada justamente para profundizar las contradicciones y hacerse parte de la desintegración que ha llegado con su fractura a vaciarnos de sentido. Por que hoy, a pesar de la linda expresión de solidaridad que parece resucitar la igualdad, libertad y fraternidad con “Je suis Charlie”, pone al sionismo nazi de la síntesis posmoderna  como el héroe que “nos defienda” del “islámico”. El nuevo extranjero.

Como actualización. Acabamos de saber que Hollande invitó nada menos que al Primer Ministro de Israel, Benyamin Netanyahu, quien confirmó su asistencia a la protesta en repudio al atentado al periódico francés denominada: “Marcha Republicana”.

En términos intelectuales vamos directo a la “zombificación”, a pararnos como entes reales siempre sobre la herrumbre, la roña, el pasado que reverbera y aturde, mixturando los conceptos hasta transformarlos en un jugo residual pútrido, propio del flujo y reflujo histórico.

El atentado islámico a las oficinas de Charlie Hebdo que causaron la muerte de 11 personas, es un nuevo Hito global, como el de las Torres Gemelas en NY, pero que en este caso introduce de lleno a Europa en el conflicto, fortaleciendo sus antiguas prácticas reaccionarias. Es así como  a costa de las resistencias caducas de una religión aún más vieja y anquilosada frente a la herejía occidental, Marine Le Pen aprovecha de declarar una guerra que parece ser la definitiva. Un verdadero Reich para lograr la “solución final”, frente al “otro” siempre enemigo.

La clave es entender que lo que desató esta crisis fue la rebeldía mágica del sarcasmo y la ironía de caricaturas que se mofan del poder del patriarcado religioso del Islam. Atreverse a reír pensando, crea en el afán destructor de las estructuras ajenas, siendo el motor de los grandes cambios culturales, y por supuesto de guerras con la capacidad de transformar al mundo.  Hoy efectivamente nos enfrentamos al Humor o Muerte, una dialéctica que conforma el escenario apocalíptico del cambio de época, que a un octavo de siglo XXI nos demuestra que siempre la historia nos sorprende con sedimentos que a penas se fracturan, comienzan a abrirse como heridas que fluyen hacia el tiempo espacio del “nuevo orden”.

Lo único que podemos vaticinar que más que relativos, los resultados de este fenómeno, serán guiados por la Ley de Murphy. El optimismo y la esperanza son otra de las fantasías que finalmente recalaron en la fe en el milagro. En lo imposible, sabiendo que es el infierno de la desintegración la única certeza de nuestra existencia mortal. Más si ésta es producto de miles de años de acumulación de rituales humanos fetichistas y totémicos que alcanzaron la contradicción radical en este tiempo, el de la Internet, la conquista de “libertades”, en el contexto incuestionable del imperio totalitario del Capital, que tal como Marx dijo, actuaría en su cúspide como un elástico que se devuelve a toda velocidad, volando un ojo. Un boomerang que deja inconsciente y colapsa la época, dejandola lista para modificase y constituirse en un nuevo código. Uno que hasta ahora no conocemos y ni siquiera sospechamos.

 

  


Karen Hermosilla

Soy una reverde por naturaleza. Quiero que esta civilización se escurra de una vez y traslade su narciso antropocentrismo a un razonable ecocentrismo. No les compro a los shustentables que apoyan el capitalismo verde y la RSE.