Search
Wednesday 15 August 2018
  • :
  • :

Capitalismo VS Naturaleza

“¿Está cagada la tierra?… Sí, más o menos”. Así de provocadora y directa es la entrada del último libro de Naomi Klein. La cita del discurso de un científico en alguna importante reunión donde se hablan para sí mismos, es con la cual se nos revela la actual contradicción vital de la humanidad en el planeta Tierra.

naturaleza“Esto lo cambia todo” (“This changes everything” por su titulo original en inglés) es el último libro que aborda en profundidad esa vital dialéctica moderna que enfrenta a la Tierra versus el Capital, presentado hace poco por la periodista y activista política canadiense Naomi Klein. Todos recordamos sus trabajos anteriores: “No Logo” donde se encargó de develar el poder de las corporaciones en el sistema económico global para influir en el consumismo de los locos años del neoliberalismo sonriente. También por su “Doctrina del Shock: “El auge del capitalismo del desastre” donde nos entregó en formato de libro, los horrores que la Dictadura de Augusto Pinochet con las armas y Jaime Guzmán con las leyes que se implantaron en Chile.

La última entrega de Klein, somete a escrutinio global la pugna que nos mantiene en amenaza ¿terminará el sistema de producción del capital con la tierra y de paso con nosotros o será la naturaleza quien lo haga con mayor efectividad contra nosotros?. Antecedentes para ambos existen por montones, y eso es lo que Klein desenvuelve en “This changes everything” , cómo el capitalismo a lo largo de cinco siglos de hegemonía ha ido avanzando a través de un sinfín de crisis en la agudización de sus propias contradicciones.

Sin temor y sin pudor Klein nos arenga a cambiar el sistema, no el clima, pues cualquier ser humano consciente de su infinita pequeñez, intuye que no puede cambiar las leyes de la naturaleza, pero sí las que rigen el sistema económico local que es afectado por la globalización…al menos ?eso espero.

Desde la revolución industrial los efectos de la explotación del capital sobre los recursos naturales, no se habían dado con tanta intensidad. La crisis en los ecosistemas ponen en tela de juicio el futuro y peor aun, el presente de la Tierra.  Esta condición a la cual nos obliga el Capitalismo se repiten con distintas intensidades, justamente en lugares que se mantienen bajo convulsiones políticas y crisis económicas, por lo cuál la crisis en la naturaleza pasa colada, a menos que el colapso sea irremediable. Una crisis multifactorial que sucede de manera global por primera vez en la historia de la humanidad.?

Así confronta a los filántropos “verdes”, dueños de empresas algo más oscuras, a las verdades incómodas que no incomodan, o aquellas ventas de pomáh del greenwashing de cambiar ampolletas y la bolsa en la que llevas tus compras del Mall. En contraposición Naomi Klein nos habla de eso que subterráneamente vienen pensando, discutiendo y accionando los movimientos sociales y políticos de avanzada, quienes  fueron retratados como ultras por ir un poco más allá diciendo que si el capitalismo sigue como está, estaremos camino al desastre. Pero ¿De verdad es una alharaca de los ultrones ecologistas?

En todos los continentes se sienten los efectos de la producción del capital, por ello Klein expone también acciones radicales y efectivas en contra del capital alrededor del globo, acciones que bautizó como “Bellas Soluciones”, tal vez poéticamente alzándose a mirar lo que hay más allá del horizonte del pesimismo. Aquí sumo a su lista los procesos nacidos orgullosamente al sur de Estados Unidos, en una América Latina que sin volver a los 60`, ha ido dando pasos seguros hacia el futuro, siendo de los de tranco más largo los de Evo Morales en Bolivia desde el control del Estado como corazón del pueblo, el MST de Brasil y también la resistencia a la depredación del capital contra el Wallmapu del Pueblo Mapuche.

?Por mi parte la arenga es a olvidarnos del clima, del calentamiento, de la sequía, de los pesticidas y los transgénicos, como cuestiones individuales, pues de lo que se trata hoy es enfrentar el desastre con audacia, y eso significa combatir al modelo económico para la vida en la Tierra que es nuestra propia sobrevivencia. Esta dialéctica nos obliga a tomar posición entre el Capitalismo o la Naturaleza…para quienes ya tomaron posición, este libro será de gran ayuda, pues el desastre aquí Klein lo toma como una oportunidad para un revolución, el cambio de estrategia radical en el sistema productivo en un planeta del que somos meros arrendatarios…no somos otra cosa que una plaga, tengamos pudor y remediémoslo, no por el bien de la Tierra, sino por nuestro propio buen vivir.

  


Luis Jaqui

Ser humano de izquierdas, administrador público y rockstar frustrado. En la dialéctica Tierra vs Capital, le pongo todas mis fichas a la Tierra. Un ReVerde por la #AsambleaConstituyente y las transformaciones que urgen en la Tierra. Soy @MutanRashen en twitter.


  • Cardenaldo

    No hay registro histórico de un sistema más dañino con el ambiente que el socialismo. Aparte de los infinitos ejemplos en países caídos por mucho tiempo, desde Chernobyl hasta las ciudades envenenadas de China, en Alemania pudo verse el impacto ecológico de ambos sistemas. La RDA simplemente hizo mierda el aire, los ríos y los bosques, mientras la RFA conseguía ambientes limpios y gratos para la vida humana. Culpar al “capital” del daño ecológico es efecto de la desconformación cerebral típica de los convertidos al socialismo.

    • Nicolás Araya

      que weon mas básico. amigo, esto ya no da para análisis de ideologías ni nada de eso, ya es un problema que nos ataña a todos por igual, tanto a comunistas, socialistas, capitalistas, toda la wea… Creo que, estamos en un punto primordial, en el cual tenemos que cambiar todas nuestras costumbres, tenemos que comenzar a simplificar nuestras vidas (caminando, tratando de cultivar nuestra comida, ahorrando la mayor cantidad de agua y energía posible, etc). ¿acaso tu crees que en la naturaleza de hace esa distinción de corte político? acá el problema es a nivel de especie (Homo-sapiesn) no a nivel de colores políticos. Saludos

      • Diego Soto Gutierrez

        he ahi el problema de fondo, el autosustentarse solo sirve cuando tu comunidad es pequena con un espacio y recursos suficientemente grandes, pero en la India, en China, en africa, en lugares de densidades poblacionales enormes es imposible autosustentarse, he ahi que la tecnologia y los proyectos a escalas son las que reducen los costes de energia y los impactos ambientales totales… no es que este apoyando el capitalismo, pero no veo que tu postura solucione estos problemas que hoy en dia son criticos

  • Luis Jaqui

    Desde mi punto de vista, los socialismos mal llamados “reales” no fueron mas que capitalismo de estado. Una visión bastante ortodoxa de agudizar las contradicciones internas del capital. El desafío es crear una contracultura, que nos haga avanzar hacia imaginar y crear estructuras que estén al servicio de la Tierra y de los seres humanos.

    Eso, para mí es anticapitalismo.

  • Alejandro Arellano

    Cardenaldo… creo que deverías revisar tus registros históricos compa… Hiroshima y nagasaki, solo te los pongo por ser los mas conocidos… y como dice nicolas, no es un problema de color, es un problema de especie, XD…. especielmente del capitalismo

  • Pingback: El Reverde – Todos los perritos se van al cielo, según el Papa Pancho()

  • Pingback: El Reverde – El Sur de la Tierra, los más vulnerables al cambio climático()

  • Pingback: El Reverde – ¡Afírmate! Todo este combustible fósil se extrae ahora mismo de la Tierra()