Search
Tuesday 18 June 2019
  • :
  • :

Chuck Norris contra Monsanto

El famoso artista marcial, quien para muchos es más grande que Pelé y que en los últimos años, gracias a la memecracia ha aumentado su nivel de popularidad, escribió esta carta alertando al mundo sobre los peligros para la vida que representa Monsanto. Lee en esxtenso su carta traducida por El Reverde.

Su nombre de pila es Carlos Ray Norris, pero el universo entero lo conoce como Chuck Norris, el campeón mundial de karate y protagonista de alrededor de 40 películas de acción, publicó en el sitio conservador estadounidense WorldNetDaily una carta en la que advierte del peligro para la naturaleza, los animales y los humanos que representa el uso de herbicidas.

Chuck Norris contra Monsanto…¿quién ganará?…

Chuck NorrisPareciera que siempre hay algo en marcha que podría poner en peligro nuestra salud y bienestar. Por lo general, no tenemos que mirar muy lejos para encontrarlo. En esta ocasión , la noticia nos encuentra .  El problema es que la amenaza no siempre es clara, ni tampoco las acciones que debemos tomar para tratar con ella. Es lo que nos hace tan difícil evitar tropezar con lo que es tóxico para nosotros.

Un buen ejemplo de ello es el último de polvo de glifosato , el ingrediente activo de Roundup de Monsanto , el herbicida más vendido del mundo . Monsanto comenzó a comercializar glifosato bajo el nombre de Roundup en los años 1970, y rápidamente se convirtió en un estándar de la industria. En 1997 , su uso se triplicó con la introducción de los cultivos Roundup Ready de Monsanto , plantaciones modificadas genéticamente para resistir al glifosato con el fin de permitir a los agricultores a utilizar más del herbicida para matar las malas hierbas de los cultivos en peligro. El glifosato se rocía en la mayoría de los cultivos de maíz y soja en los Estados Unidos, así como más de la remolacha azucarera, colza y otros cultivos.

Sólo en 2007, el sector agrícola aplicó entre 180 millones y 185 millones de libras de glifosato a los cultivos en nuestro país (EEUU). El sector de la casa y el jardín aplica 5.000.000-8.000.000 libras (2.267.961-3.628.738 kgs) y la industria, el comercio y el gobierno aplicó 13.000.000 a 15.000.000 libras (5.896.700-8.164.662 kgs) de glifosato. Fue el herbicida más usado en la agricultura estadounidense y el segundo herbicida más utilizado en el sector de casa y jardín.

La razón por la que debería estar en nuestro radar ahora es que el glifosato está bajo una revisión de registro estándar de la Agencia de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en inglés). La agencia determinará si el uso de glifosato debe continuar como está o limitarse o incluso detenerse

Durante años, diversos grupos y movimientos, así como investigadores y científicos de varios países, se han quejado de que el uso intensivo de glifosato está causando problemas a las plantas y animales, incluyendo los seres humanos.

En 2011, los científicos del gobierno de Estados Unidos dijeron que detectaron niveles significativos de glifosato en muestras de aire y agua. Un estudio de 2013 del MIT argumenta que los residuos de glifosato en los alimentos y el agua inducen enfermedad, ya que interrumpen las funciones de desintoxicación celulares normales. Los autores del estudio afirman que la exposición puede conducir eventualmente a un mayor riesgo de trastornos gastrointestinales, obesidad, diabetes, enfermedades del corazón, depresión, autismo, infertilidad, cáncer y Alzheimer. Este fue un trabajo de investigación científica revisada por pares de una de las instituciones académicas líderes de nuestra nación – algo que se podría pensar que no sería tan fácil de rebatir.

Y así pareciera ser.

En mayo de 2013, los reguladores federales acordaron elevar los niveles de tolerancia permitidos para hallar residuos de glifosato en los alimentos, citando un aumento de la resistencia humana al compuesto. No se llevaron a cabo pruebas independientes para llegar a la conclusión de que los altos niveles de residuos de este material no representan ningún peligro para las personas o el medio ambiente. Los niveles se incrementaron en cultivos de semillas oleaginosas – que incluyen sesamo, flaxes y soya- a 15 veces los niveles anteriores. Los reguladores también elevaron los niveles permitidos de papas y zanahorias a 25 veces los niveles anteriores.

Para determinar los aumentos, los funcionarios del gobierno se basaron en pruebas y datos proporcionados por el fabricante, quienes consideran los riesgos como insignificantes. Monsanto dice que el glifosato ha sido ampliamente estudiado y tiene un largo historial de uso seguro y eficaz.

Y la compañía podría estar en lo cierto. Podemos tener cosas mucho más importantes de las que preocuparnos. El  glifosato puede ser tan insignificante que podríamos espolvorear sus residuos en nuestros cereales. ¿Quién sabe? Incluso puede estar en nuestros cereales.

Pero tengo una sensación de intranquilidad cuando escucho expresiones como “riesgos significativos ” o ” pruebas insuficientes ” cuando el tema es el impacto potencial y la proliferación continua de un compuesto sintético que siempre está presente y que todavía tiene que ser objeto de una solución amplia, independiente de un estudio del gobierno de Estados Unidos.

¿Qué creo cuando leo que incluso hoja técnica de la EPA indica por ejemplo, que la exposición crónica a glifosato en el largo plazo puede causar daño renal y efectos reproductivos?

¿Y cuando un estudio del MIT sostiene que el glifosato tiene un “impacto negativo en el cuerpo que se manifiesta lentamente con el tiempo a través de la inflamación dañando los sistemas celulares en todo el cuerpo”??

¿Interpreto esto como parece – que tal vez lo que se llama insignificante o de bajo riesgo en el corto plazo podría escalar a tener un impacto significativo en la salud en los últimos años? ¿Es algo que podría acortar la vida de una persona?

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos rutinariamente pone a prueba alimentos para medir los niveles de residuos químicos para asegurarse de que están dentro de los niveles de tolerancia aprobados. Sin embargo, no prueba de forma rutinaria el glifosato. Las razones han sido las restricciones presupuestarias y los riesgos de salud más bajos asociados con este compuesto sintético. Así que no busques cualquier etiqueta de advertencia en el corto plazo. La única forma real que tiene de saber si los rastros de glifosato o residuos se encuentran en los alimentos que comes, es si los plantas tú mismo o si compras productos orgánicos certificados.

La EPA prometió una completa evaluación preliminar del riesgo de glifosato a finales del año pasado.

Seguiremos esperando.

Chuck Norris

Chuck Norris Seal of

  


Luis Jaqui

Ser humano de izquierdas, administrador público y rockstar frustrado. En la dialéctica Tierra vs Capital, le pongo todas mis fichas a la Tierra. Un ReVerde por la #AsambleaConstituyente y las transformaciones que urgen en la Tierra. Soy @MutanRashen en twitter.