Search
Tuesday 16 October 2018
  • :
  • :

¿Cuánto invierte en seguridad el Estado en las zonas forestales?

Hace días fuimos testigos del despliegue de una particular protesta de camioneros, más bien, los dueños de los camiones reclamando mayor seguridad y recursos para proteger la propiedad privada en las zonas forestales, gracias a una solicitud de información a Carabineros podemos saber cuánto gasta el Estado en las zonas forestales donde radica el conflicto entre el Pueblo Mapuche, el Estado y el capital.


camiones en la monedaLa peculiar protesta de los dueños de camiones partió al sur del río Biobio, epicentro histórico del conflicto entre el Estado de Chile y el Pueblo Mapuche, en un territorio donde la “inversión” pública en seguridad en los últimos siete años ha alcanzado más de $15 mil millones, esto con el objeto de asegurar el negocio de forestales y camioneros, a costa de los derechos ancestrales y también los de la Tierra.

Convocada y organizada por  la Confederación Nacional de Transporte de Carga y la  Confederación Nacional de Dueños de Camiones, pretendían llegar con o sin autorización a La Moneda para mostrar la maquinaria incendiada y dar a conocer el problema de la “delincuencia y el terrorismo” que según ellos, sufren constantemente los empresarios y los camiones que transitan por la zona en conflicto.

Los dueños de camiones estuvieron apoyados por  la “Multigremial Araucanía” una organización que agrupa a ocho gremios productivos privados de la zona, la Federación Nacional de Buses (FENABUS) de los dueños de las empresas de transporte de pasajeros, el presidente de los “emprendedores” de Chile, Juan Pablo Sweet, hijo de un gran agricultor de la zona de Osorno y por supuesto, por toda la derecha local quienes aparecieron abogando por la libertad de expresión de los dueños de camiones, en la que ha sido hasta ahora la versión más dura de la resistencia hacia las tímidas reformas que ha enfrentado con más renuncia que realismo, la administración Bachelet.

larrain udi camioneros

El problema puesto sobre la mesa por camioneros, trasciende al hecho puntual de la caravana que recorrió desde Temuco a La Moneda.

En un escenario tan revuelto, se mezclaron con facilidad el discurso del miedo y la inseguridad, la defensa de la propiedad privada,  el carácter independiente y apolítico de esta movilización, el fracaso del estado y las instituciones ante el aparente terrorismo desatado.

Con todo esto, cualquiera podría pensar en un inminente ataque del mismísimo Estado Islámico a los dueños de camiones. Pero no, esto parecía más histeria y un impulso por imponer la agenda conservadora por sobre los gélidos avances que hasta ahora ha demostrado el gobierno.

La “inversión pública” en seguridad

La seguridad siempre ha sido la carta bajo la manga que los sectores más reaccionarios de nuestro país, han utilizado para generar una sensación de inseguridad, que contrasta con lo que sucede en la cotidianidad, así se construyen realidades que generan miedo en la población. Siendo la respuesta natural, la mano dura, poner fin a la puerta giratoria, mayor control y restricciones a las libertades.

En La Araucanía este tema ha sido el  más comentado, producto del impacto que generan en la población imágenes de camiones incendiados, ante los cuales siempre los sospechosos son los Mapuche.

De este modo se ha generado una visión respecto de lo que ocurre en territorio Mapuche, siempre obviando las causas de un conflicto histórico ante el cual el estado siempre ha respondido con inusitada y condenada violencia, asegurando la estabilidad para que las forestales continúen explotando los recursos naturales, destruyendo el bosque nativo y el suelo de la zona.

Los dueños de camiones estaban exigiendo en su petitorio un pliego de demandas, entre ellas mayor presencia policial en una zona que ya se encuentra militarizada por Fuerzas Especiales de Carabineros de Chile, en una de

2905797_g_790b6c_imgg

A raíz de una solicitud de transparencia, entregada en Marzo de este año por Carabineros de Chile, hemos podido conocer cuánto dinero gasta el Estado en la zona forestal donde la intensidad del conflicto ha ido recrudeciendo por la negativa de  restituir los territorios ancestrales de las comunidades Mapuche que hoy administran y destruyen empresas privadas ligadas al gran capital de Chile, liderados por el Grupo Matte y el Grupo Angelini, quienes juntos  explotan casi el 80% de la producción nacional forestal.

El año 2008 el Estado desembolsó la no despreciable suma de $ 1.433.732.443 en gasto policial para cuatro prefecturas policiales ubicadas en Arauco, Malleco, Ñuble y Linares. El año 2011 el gasto había aumentado a $ 1.574.638.519 y ya en 2014 casi se duplicó hasta $ 3.152.512.303, producto de una nueva oleada de movilizaciones contra las empresas forestales de la zona que comenzó el año 2013.

Tabla gasto policial

Merece cuestionarse cuál es el real interés del Gobierno y de la institucionalidad chilena en solucionar los gravisimos problemas que atraviesan las zonas donde se han asentado las forestales. Actualmente las regiones del Biobio y de La Araucanía lideran los índices de pobreza de todo Chile, con significativas brechas en torno al acceso a la educación, salud, servicios básicos y la tan esquiva seguridad social que gran parte de los chilenos sufrimos.

En la zona la respuesta del Estado es invertir más y más, pero no en la erradicación de las vergonzosas desigualdades que sufren los habitantes de la zona. Solo en la Provincia de Arauco se gastaron en 2013 cerca de $1.500 millones, con esos recursos la comuna de Tirúa podría haber triplicar su presupuesto de salud o incrementado en un 50% la inversión en educación.

Algo está mal, el Estado está malgastando dinero público en la seguridad de consorcios privados a costa de la violación de derechos ancestrales, los derechos humanos de un pueblo que vive en un territorio ocupado por fuerzas policiales, cuya finalidad parece ser usar la fuerza para que  los privados continúen haciendo de la depredación de los bosques un lucrativo negocio que incluye numerosas prebendas estatales y por si fuera poco, seguridad pública que todos nosotros, Mapuches y Chilenos financiamos.

 

El Reverde agradece a Luis García-Huidobro por suministrar esta información, que dejamos a libre disposición de todos en este enlace.

  


Luis Jaqui

Ser humano de izquierdas, administrador público y rockstar frustrado. En la dialéctica Tierra vs Capital, le pongo todas mis fichas a la Tierra. Un ReVerde por la #AsambleaConstituyente y las transformaciones que urgen en la Tierra. Soy @MutanRashen en twitter.