Search
Monday 23 September 2019
  • :
  • :

El paraíso que une a las dos Coreas

Una de las externalidades “positivas” de los conflictos es la llamada Zona Desmilitarizada de Corea (ZDC), la frontera más viva de la Tierra.

fronteracoreaLa división de la península de Corea puede ser el ejemplo más claro de la conflictiva vida que por décadas han llevado el norte con el sur. En esa zona los vecinos han tenido siempre una relación de tensión permanente, plagada de espionaje, infiltraciones y por supuesto la amenaza de bombardeos que a lo más, han llegado al intercambio total de cinco disparos.

El conflicto en la península de Corea se puede situar en plena II Guerra Mundial, cuando las grandes potencias de la época se repartían el mundo como quien se reparte las ganancias de una mercancía. Mientras derrotaban al nazismo la península se dividió en el paralelo 38, en una frontera natural de facto que dejaba al sur las tropas estadounidenses y al norte, las soviéticas, algo que en parte podría explicar el conflicto con la que ambas Coreas han tenido que aprender a vivir en su propia Guerra Fría.

Acabada la II Guerra Mundial, en 1948 en el norte se fundó la República Democrática Popular de Corea y al sur la República de Corea. Al medio una franja de 4 kilómetros de ancho y de una longitud de 283 kilómetros, que se negoció como salida diplomática cuando al autodenominado Gran Líder Kim Il Sung se le ocurrió que era el momento de unificar bajo un su mandato a ambas Coreas lo que significó la inmediata reacción de Estados Unidos y la ONU en apoyo al sur y de China y la Unión Soviética en favor del norte.

Hay que reconocer eso sí, que Kim Il Sung estuvo a unos cuantos kilómetros de hacer realidad la unificación de Corea entre agosto y septiembre de 1950. Sin embargo, en 1953 la firma del armisticio que puso fin a la Guerra de Corea estableció la Zona Desmilitarizada de Corea (ZDC), una vasta superficie que ha sido recuperada por la naturaleza de las manos del ser humano.

La ZDC hoy es una importante reserva global de biodiversidad donde la tensión bélica está siempre latente pues se calcula que existen cerca de 2 millones soldados que custodian en ambos lados, minas anti-personales y variadas trampas. Todo lo que ha impedido por medio siglo que el ser humano destruya este sitio de una notable riqueza que cuenta con cinco ríos y diferentes ecosistemas, montañas, bosques, más de mil especies de plantas, 80 especies de peces, cientos de aves y más de 50 mamíferos diferentes, entre ellos el gato salvaje coreano, la grulla de corona roja, el leopardo del Amur y el exótico tigre siberiano, siendo también parte importante de la ruta para aves en su trayecto migratorio hacia Mongolia, Filipinas y Australia.

Un campo bélico que por acción del mismo hombre se convirtió en una zona deshabitada, alejada por completo de la influencia, la mayoría de las veces perjudicial para el medioambiente, de la humanidad. La ZDC es una importante reserva de biodiversidad ecológica, sin embargo la acción del hombre podría comenzar a mermar todo lo que en más de 50 años ha conseguido la naturaleza. Por ejemplo, desde el año 2004 se ha desarrollado un importante sector industrial en la ciudad norcoreana de Kaesong, ubicada tan solo a 10 kilómetros de la ZDC.

Hoy debemos darle gracias a la tensión diplomática que pareciera endémica entre ambas Coreas, pues desde Abril del año pasado el Líder Supremo, Kim Jong, decidió cerrar definitivamente este complejo industrial que amenazaba la frontera más viva de la Tierra.

  


Luis Jaqui

Ser humano de izquierdas, administrador público y rockstar frustrado. En la dialéctica Tierra vs Capital, le pongo todas mis fichas a la Tierra. Un ReVerde por la #AsambleaConstituyente y las transformaciones que urgen en la Tierra. Soy @MutanRashen en twitter.