Search
Monday 17 June 2019
  • :
  • :

En Arica acogen tramitación de recurso de protección contra el Servicio de Evaluación Ambiental y termoeléctrica Cerro Chuño

La Corte de Apelaciones de Arica acogió el recurso de protección en contra del SEA presentado por la comunidad que se verá afectada por las faenas y la operación de la Central Termoeléctrica Tarapacá Cerro Chuño.

no a la termoelectrica aricaUn grupo de ciudadanos de Arica presentó ante la Corte de Apelaciones de esa ciudad,  un recurso de protección en contra del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) quienes arbitrariamente omitieron y negaron los mecanismos de participación ciudadana y la consulta indígena, frente a la evaluación ambiental de la Central Termoeléctrica de Parinacota, más conocida como Cerro Chuño.

El recurso de protección acogido a tramitación por la Corte de Apelaciones solicita la revocación del estudio de impacto ambiental para la termoeléctrica Cerro Chuño, ya que su construcción y operación sería una grave amenaza de contaminación, enfermedades y muertes para quienes viven cerca de los terrenos en los que se emplazaría esta nueva fuente de producción sucia de energía.

Los argumentos esgrimidos por la comunidad, ponen en tela de juicio la probidad con la que actúa el SEA, pues al no realizar la Consulta Indígena se viola, como ya se ha hecho costumbre en Chile, el Convenio 169 de la OIT. Por otro lado, el no efectuar la consulta ciudadana, atenta contra la timorata Ley 20.500 de participación ciudadana y con la resolución exenta 534 del mismo Servicio de Evaluación Ambiental del año 2011, donde resuelve que el SEA “debe fomentar y facilitar la participación ciudadana en la evaluación de proyectos, en conformidad a lo señalado en la ley” detallando en ella cada mecanismo de participación que fue negado y que gracias a su incumplimiento, da otra chance a la comunidad que busca impedir que este foco de contaminación se establezca en los patios de sus casas.

La termoeléctrica Cerro Chuño propiedad de la empresa TERMONOR S.A., una filial local de la transnacional RURELEC gestionada por INVENER, continúa siendo una amenaza latente para Arica. Según la información dada a conocer por Henry Ordoñez Gerente General de Newenche S.A., el proyecto tardaría 10 meses en estar operativo en su ubicación a 400 metros sobre el nivel del mar, contaría con una chimenea de 40 metros de altura y un diámetro de 3,6 metros, aportando una columna de humo negro constante que se podrá ver incluso desde la bahía de Arica.

La tan criticada judicialización de los proyectos energéticos seguirá siendo la última esperanza de la ciudadanía quienes tanto en Arica como en  Isla Riesco, enfrentarán también a instituciones públicas que parecen estar mucho más preocupadas de fomentar negocios privados a costa de contaminar el medio ambiente. Para todos los chilenos es una vergüenza que sea el mismo Estado quien incumpla y viole la legislación vigente, transformando con su acción pro contaminación todos los cuerpos legales en un cementerio de letras muertas que fomentan grandes negocios de energías sucias que van haciendo de nuestra tierra una larga y angosta Zona de Sacrificio.

  


Luis Jaqui

Ser humano de izquierdas, administrador público y rockstar frustrado. En la dialéctica Tierra vs Capital, le pongo todas mis fichas a la Tierra. Un ReVerde por la #AsambleaConstituyente y las transformaciones que urgen en la Tierra. Soy @MutanRashen en twitter.