Search
Tuesday 16 October 2018
  • :
  • :

Estefanía Leigthon: “Que la ignorancia y abuso de poder no nos quite el arte ni nuestra cultura”

Stfi es una artista chilena que decidió salir del país para buscar nuevas inspiraciones y escenarios. En el camino se encantó con la pintura, lo que transformó su vida para siempre.

stfi-portada

Estefanía Leigthon (Stfi) es una chilena que la está rompiendo en Ecuador, Perú y otros países latinoamericanos gracias a su inspiración y murales que llenan de color diversas ciudades de esta parte del continente.

Vivió en Chile hasta los 24 años enfocando su carrera en el diseño de vestuario teatral donde trabajó con revolucionarias compañías de teatro como La Patogallina y Teatro Del Silencio. Sin embargo, lentamente y a modo de pasatiempo y aporte a su ciudad, comenzó a pintar muros en Santiago centro. Mediante la autogestión se agrupó con una serie de muralistas profesionales y aficionadas para echar a andar una brigada femenina de pintoras la cual desarrolló cerca de cinco murales en el sector de Barrio Brasil y Yungay. Este trabajo comenzó a inspirarla y a convertirse en una necesidad sin descubrir aún lo que ocurriría tan solo unos meses después.

En julio de 2013 se subió a un bus camino al norte del país embarcándose así en un viaje sin itinerario más que donde el destino la llevara. Y así fue, hoy vive en Quito, Ecuador. Tras casi dos años de viaje ha conocido un sinnúmero de personas y lugares que la inspiraron. Pero lo más interesante es que todo esto hizo que su carrera se volcara a la pintura. Sin más, dejó su trabajo como vestuarista para convertirse en pintora y dejar su aporte en varias ciudades del continente como Cochabamba, La Paz, Lima, Machala, Quito, Huaquillas, Pasto y Cali, entre otras.

El Reverde conversó con Stfi sobre su obra, inspiración, las diferencias en torno a las oportunidades de los artistas en Chile y Latinoamérica en general, además de lo que ocurre hoy en día en Lima donde una ordenanza municipal ha generado un enfrentamiento entre pintores y trabajadores de la municipalidad que están borrando todos los murales independientes de la ciudad, destruyendo así el trabajo desinteresado de decenas de artistas que mediante la autogestión entregan como regalo día a día sus obras a la ciudad peruana.

Mural realizado para la séptima versión del "Festival Nosotras Estamos en la Calle". Comas, Lima, Perú. Marzo del 2015.

Mural realizado para la séptima versión del “Festival Nosotras Estamos en la Calle”. Comas, Lima, Perú. Marzo del 2015.

-Eres una chilena viviendo en Ecuador que ha comenzado a desarrollar una fuerte carrera en la pintura, especialmente, el muralismo. En Chile ya habías comenzado a pintar también. ¿Por qué decidiste salir de Chile? ¿Fue el viaje un detonante de tu vida en la pintura?

En Chile solo pintaba en mis tiempos libres que no eran muchos. Me dedicaba a otro trabajo que también me encantaba, el vestuario teatral en el que me especialice los últimos 4 años. Y a pesar de disfrutar muchísimo ese proceso creativo creo que había algo que me hacía falta, yo pensaba en ese momento que estas serían unas vacaciones, y en realidad más que eso, un viaje. Por eso salí de Chile con la finalidad de conocer la historia y arte de los pueblos originarios de América Latina, conocer esa tremenda cultura viva que está tan cerca pero que para mí era tan desconocida. Así que emprendí el viaje. Mi plan era aprovechar la ruta y hacer una investigación textil por Latinoamérica, para complementar con el oficio al que ya me dedicaba y poder plasmar esa visión en mi trabajo. Pero de un momento a otro cambiaron mis planes. Cuando comencé el viaje todo conspiró para que la investigación textil tardara y se dificultara y al contrario todos mis contactos de pintores de graffiti y mural aparecían como iluminando mi camino. Y fue así como esa pasión que seguía hace muchísimos años en Chile y que me mantenía ligada como observadora a ese colorido y bello mundo por mis amistades o tan solo por el placer de disfrutar de cada muro callejero que veía en la ciudad se convirtió en mi nuevo quehacer. El viaje fue totalmente el detonante de este tremendo cambio en mi vida y estoy feliz de haberme atrevido a vivirlo.

Este viaje que estoy realizando por parte de Latinoamérica me ha servido para conocer nuevas posibilidades, darme cuenta que existe una resistencia tan natural que tiene que ver con el estilo de vida más simple y sencillo, en donde las tradiciones y el quehacer femenino me han mostrado que otras maneras de vivir son posibles.

-¿Cómo ha influido tu experiencia en Ecuador en tu trabajo?

Bueno, Ecuador ha sido un muy buen proceso en mi vida, yo soy una persona que disfruta de la libertad de movimiento pero también para mí es muy fácil y necesario hacer hogar donde estoy e instalarme con naturalidad. Después de 4 meses viajando por Bolivia y Perú, llegue a Ecuador y fue un buen lugar para asentarme una temporada, es un bello país tan diverso e inspirador en donde veo tremendas posibilidades de emprender nuevos proyectos y en donde el estilo de vida es mucho más reflexivo que en la gran ciudad en que vivía, en donde la acción es imparable y la posibilidad de vivir tus placeres -a veces más simples- se olvidan por la falta de tiempo. Acá pude hacer un paréntesis, armar un taller y escuela de pintura autodidacta sin apuros y con el apoyo de la Corporación Cultural Manríquez, colegas y amigos que me recibieron y con los que trabajé todo el año pasado pudimos concretar buenos proyectos como la exposición “Dos pájaros, un tiro” que se realizó en la casa de la cultura en octubre de 2014. Con eso creo cerrar de muy buena manera mi ciclo en Ecuador y dar un paso más en este camino de la pintura.

-En el ámbito de las posibilidades crees que en otros países Latinoamericanos (fuera de Chile) se puede hacer una carrera en el arte con mayores oportunidades?

Como decía antes creo que en los países latinoamericanos que he conocido hay muchas más posibilidades de emprender proyectos, por lo menos personales que es mi caso, comenzando con los costos de vida que son mucho más bajos que Chile. Las posibilidades son mucho más flexibles y no tienes que sobrevivir a la costosa vida de las grandes ciudades. Eso me permite usar todo mi tiempo para producir, practicar, aprender y crear con toda libertad y así perfeccionar la técnica y trabajo. Hasta este punto voy yo y creo que se vienen muchas cosas buenas.

-A lo largo de tu viaje conociste la selva y ahora la vemos muy presente en tu obra. ¿Cuál es la conexión de la naturaleza y especialmente la de la selva americana en tu obra?

La Selva es una belleza completa, inspiradora y llena de vida, tema que quiero expresar con mi trabajo. ¡Pura Vida! Por eso la presento en la obra que realizo, pero no solo eso, todos los paisajes de este recorrido me han cautivado y pronto los verán reflejados en mis nuevos proyectos, en los que como siempre la presencia de la fuerza de mujeres estará presente.

-La mujer juega un rol fundamental en tu trabajo, la vemos siendo protagonista en todas tus pinturas. ¿Qué significa la mujer para ti?

La mujer para mí es pura Fuerza Creadora y musa inspiradora, iniciadora de vida que por muchas décadas se ha visto opacada y desplazada de su esencia hacia roles impuestos por el sistema en que vivimos, roles que favorecen al sistema capitalista y patriarcal pero que en espíritu no tiene nada que ver con lo que somos como cuerpos y almas. Este viaje que estoy realizando por parte de Latinoamérica me ha servido para conocer nuevas posibilidades, darme cuenta que existe una resistencia tan natural que tiene que ver con el estilo de vida más simple y sencillo, en donde las tradiciones y el quehacer femenino me han mostrado que otras maneras de vivir son posibles. Me ha servido para resignificar mi vida como mujer y como artista. Creo que estas otras maneras de vivir son la mayor resistencia al sistema en que vivimos, en donde las mujeres son capaces de todo y no hay roles tan marcados, sino la necesidad de vivir y hacer.

Stfi pintando en Cali, Colombia. (Diciembre 2014)

Stfi pintando en Cali, Colombia. (Diciembre 2014)

-Cada vez estás creando obras de mayor tamaño. ¿A qué crees que se debe tu interés por plasmar tu mensaje en espacios tan amplios e imponentes?

Creo que es un poco inevitable como muralista no querer aceptar desafíos cada vez más grandes, me imagino que es un gusto compartido por todos los pintores que se dedican a pintar paredes. Además de eso, sin duda mientras más grande la obra parece más impactante para las personas que lo ven y así nadie se queda sin reflexionar al respecto de una pintura callejera, de una obra de arte libre y gratuita dejada como mensaje o simplemente un estimulante para tus sentidos. Hay muchísimas personas que miran pero no ven, y dejar una fuerte huella en sus caminos diarios a casa es una gran oportunidad de llegar a ellos. ¡De llegar a todos!

-¿Qué viene en adelante con tu carrera? Cuéntame algún sueño que te gustaría cumplir como pintora.

Este año ha comenzado con muchos viajes y con proyecciones a seguir viajando en abril a Bolivia, en mayo vuelvo a Ecuador, en julio a Colombia y estoy invitada en octubre a pintar a un festival a Brasil así que feliz por eso. Además tengo muchas ganas de poder preparar una exposición que muestre todo el recorrido que he hecho hasta ahora y poder llevar eso a Chile, país de donde salí hace casi 2 años y al que no he regresado, quisiera volver en algún momento para compartir mi experiencia con todos mis queridos y todas esas lindas personas que apoyan lo que estoy haciendo.

-Ahora te encuentras en Lima y existe una nueva ordenanza municipal que llama a borrar todos los murales de la ciudad. ¿Qué opinas sobre lo que está pasando? ¿Cuál es el ambiente que se está viviendo en torno a los murales, qué hablan los pintores?

Bueno, justo me encuentro en Lima porque vine a participar en la séptima edición del “Festival Nosotras Estamos en la Calle” que se realiza en la capital peruana por el mes de la mujer donde tuvimos largas jornadas de pintura en la periferia norte y sur de la ciudad. Además de una intervención en el centro, y claro, al ser convocadas a pintar no pensábamos que justo después el alcalde pediría borrar los murales íconos de la ciudad, esos muros eran una de las buenas cosas que tiene el centro histórico de Lima. Esto por la propuesta temática, la calidad de la obra y sus autores -artistas nacionales e internacionales de alto nivel- que hoy se ven silenciados y tapados de color hepatitis, como dice una amiga, pero que no está tan alejado de la realidad, siento que la ciudad se enferma un poco con este tipo de acciones represoras se vuelve pálida y más gris. Con respecto al ambiente hay una intervención mediática espantosa en la prensa que finalmente acusa de terrorismo a todo mural en las calles, cosa que no es cierta y que lamentablemente mucha gente comienza a creer, aunque existe el otro lado positivo y es que hay una respuesta de la comunidad y en los medios digitales, pero también en los muros directamente, todos los simpatizantes se están organizando y protestando de diversas maneras en contra de lo que sucede y a favor de los muros. Desde ahí el lema “Borraron uno pintaremos mil” con el que varios artistas están activando sus pinceles y spray para salir a pintar en protesta los mismos muros cada noche luego que los borran una y otra vez o simplemente volver a colorear la ciudad con nuevos murales en los alrededores del centro histórico. ¡No nos cansaremos de pintar otra vez esta y todas las ciudades! Que la ignorancia y abuso de poder no nos quite el arte ni nuestra cultura.

Festival de Arte al aire libre "BananArt" 19-20-21 de Septiembre 2014.

Festival de Arte al aire libre “BananArt” 19-20-21 de Septiembre 2014.

 

Muro co-realizado con TECA y NIÑO. Cali, Colombia. Diciembre 2014!

Muro co-realizado con TECA y NIÑO. Cali, Colombia. Diciembre 2014!

 

Cochabamba, Bolivia.

Cochabamba, Bolivia.

 

"II Festival de Arte a la Esquina y la Vereda" que se desarrollo en la ciudad de Pasto, Colombia en Diciembre del 2014.

“II Festival de Arte a la Esquina y la Vereda” que se desarrollo en la ciudad de Pasto, Colombia en Diciembre del 2014.

  


El Reverde

El Reverde, es el referente de ecología política Web. Porque el verde es el nuevo rojo ¡Únete en la lucha por despertar nuestra naturaleza rebelde y revolucionaria!