Search
Friday 18 October 2019
  • :
  • :

Menos cháchara y más compromiso por hacer de Santiago una ciudad transitable

La bici no solo se usa sólo los días domingo por la mañana o un rato en el Día de la Bicicleta o del Medio Ambiente. La bicicleta es un medio de transporte a secas.

biciYa vemos como funciona el metro en el último tiempo. Ni hablar de los buses del Transantiago que se desarman por sí solos, son peligrosos, incómodos, bruscos, estrechos, irregulares en su servicio, y lo peor, considerando todo aquello, muy caros . Andar  en auto también sale súper caro y es practicar la insconciencia vial. Ya esta absolutamente saturado el parque automotriz con sus casi siempre, “solitarios” al volante. Y pocos se ven seducidos a subirse a una moto.

Por eso plantear que la solución pasa por darle mayor cabida a la bicicleta no es algo tirado de las mechas.

Hay que tener presente eso si, que no es una solución a todos nuestros problemas. Puede que nos ayude a mantenernos en forma (no siempre es así), puede ser una alternativa recreativa y de bajo costo; puede ayudarnos a acortar los tiempos de traslado como a su vez descongestionar; puede ser un sinfín de cosas más. Sin embargo, no es ni va a ser una lámpara mágica que cumpla nuestros interminables deseos.

Igualmente es una pieza importante que necesita adaptarse a un buen rompecabezas. Y eso se logra con una visión a mediano y largo plazo; con una correcta planificación territorial; con proyectos sustentables sin tanta parafernalia; o con medidas concretas que apunten a resolver los entuertos que han hecho cojear nuestro sistema de transporte que de público tiene poco.

Por eso menos cháchara y más compromiso por hacer de Santiago una ciudad transitable. Sino queremos terminar haciendo vida social en los tacos como ocurre en Caracas o Sao Paulo, algo se debe hacer al respecto. Y es ahí donde la bicicleta se presenta como una ayuda integral.

El gobierno anunció la construcción de cientos de kilómetros de ciclovías a lo largo y ancho de la capital. Suenan por el micrófono presidencial cifras despampanantes que a la postre no lo son tanto. Es preferible que hayan menos ciclovías pero que éstas se enmarquen en el grupo de las buenas.

Una ciclovía a la altura de nuestras expectativas debe tener un ancho suficiente como para atreverse a hacerse de un buen trozo de calle. Una con doble eje, demarcaciones, señales éticas y una exclusividad que garantice la imposibilidad de estacionar un auto a no ser que lo quiera dañar.

A eso debe sumarse la creación de estacionamientos de bicicletas en todas las estaciones de metro. Y sin un cobro extra. A lo más, como sabemos que éstos no dan puntada sin hilo, al momento de ingresar al estacionamiento se efectúe una validación. Así muchos no necesitarían estar esperando 20 o 25 minutos un bus alimentador para llegar al metro. Solo se verían obligados a retirar la bici en el transcurso del día.

Por eso debe ser contiguo o cercano a todas las estaciones de metro, a “un par de pasos”, para no saturar los estacionamientos ni generar grandes filas de aparcamiento.

Algunas de estas ideas ya se están implementado, pero tan sólo a nivel local, por lo que no nos permite avanzar lo suficiente en lo que respecta a la bici como un medio de transporte que se integre a los demás.

Hay que tener en consideración que no todos están dispuestos a recorrer 20 o 30 km para llegar a su lugar de estudios o trabajo, por lo que acercar las bicis al metro o a los troncales del Transantiago permite que más opten por la bicicleta en caso de ser menos de 5 km de pedaleo.

Emplazamos a las autoridades a que consideren a la bicicleta como un medio de transporte; ya que no solo se usa los días domingo por la mañana o el día de la bicicleta o del medio ambiente, es una herramienta que gestiona nuestra movilidad efectivamente. Es hora de darle, mediante políticas públicas, el status que tiene en los hechos prácticos de quienes vivimos sin choferes privados o autos fiscales, la Capital de Chile.

  


Pedro Pablo Fernandez

Pedro Pablo Fernández Veloso. 27 años (representando 22). Egresado de derecho Universidad Central. Interesando en dedicarme a derecho ambiental. Columnista permanente en el blog de derecho Lex web en materia de recursos naturales. Puente Altino (ex Ñuñoino). Una voz disidente que se suma a las demás.