Search
Monday 23 September 2019
  • :
  • :

¿Nos salvamos? Descubren campo de fuerza que protege La Tierra

Hoy, 56 años después del descubrimiento de los cinturones de radiación de Van Allen, sabemos que existe un tercer anillo de almacenamiento en el centro de los anillos que continúan girando en torno a un súper potente límite en el borde interior del cinturón

el-campo-de-proteccin-de-la-tierra-que-acta-contra-los-electrones-asesinosLa prestigiosa y respetada revista Nature, ha publicado hace muy poco el que podría llevarse la medalla al mejores descubrimiento del año, algo así como el balón de oro de los ñoños. Los científicos de la Universidad de Colorado (no, no son de la ARCIS) descubrieron algo novedoso que sin embargo,  ya conocíamos gracias a la divina ciencia ficción: un escudo invisible protege la Tierra.

Esa podría ser la perfecta imagen que te quedó pegada de la última película que te tuvo expectante, o también, recurrir al confort de las más clásicas, como sea, podrías elegir entre Star Wars o Star Trek, y para ser más preciso en sus naves y todos esos maravillosos artefactos que nos hacía imaginar como sería tener un escudo invisible para nosotros, pues bien la Tierra tiene uno propio.

El escudo invisible de este Planeta está ubicado por encima de nuestras cabezas, a una distancia de 11.500 kilómetros, algo así como el camino más corto que podrías recorrer yendo desde Filipinas a Madrid o Los Ángeles. En el espacio lo encuentras en los cinturones de radiación de Van Allen, que llevan el nombre de quien los encontró en 1958, cuando eran solo dos anillos.

Hoy, 56 años después sabemos que existe un tercer anillo de almacenamiento en el centro de los anillos que continúan girando en torno a un súper potente límite en el borde interior del cinturón exterior.

La recién descubierta barrera cósmica, protege a la Tierra del ataque de los “electrones asesinos”, unas partículas que circulan a gran velocidad alrededor del planeta y que envalentonados por alguna llamarada solar, puede llegar a aumentar a lo menos diez veces su cantidad. En este proceso, con gran velocidad pueden ser eyectados hacia el espacio, provocando daños en las sondas, las estaciones espaciales, los astronautas y por sobre todo los sistemas de comunicación , gracias a eso nos pudimos enterar de esta noticia.

Aunque el estudio fue difundido en una bandeja de plata, aun no se ha encontrado respuesta científica valida a este comportamiento, de todas formas nunca está de más una ayuda cósmica  para la Tierra, sobre todo cuando se pronostica un aumento de la intensidad de las explosiones solares.

  


Luis Jaqui

Ser humano de izquierdas, administrador público y rockstar frustrado. En la dialéctica Tierra vs Capital, le pongo todas mis fichas a la Tierra. Un ReVerde por la #AsambleaConstituyente y las transformaciones que urgen en la Tierra. Soy @MutanRashen en twitter.