Search
Friday 14 December 2018
  • :
  • :

¡Reverdes del mundo, uníos!

Ya no basta con acciones individuales. Debemos construir un nuevo sistema que nos traslade del narciso antropocentrismo, a un razonable y armónico ecocentrismo.

El drama humano que tan bieEl Reverden retrata el filme de Nolan, Interestelar, parece ser la explicación de todos nuestros fracasos como civilización. Y es justamente que no lo somos. La excusa de “Salvar la Tierra”, solapa el deseo de sobrevivencia individual, de “salvarse solo” y aunque todo se haga pedazos a nuestro alrededor, lo único que importa son nuestros afectos, nuestra familia. En definitiva, todo aquello que está a resguardo de ser compartido con el “resto”.

Todas aquellas acciones “individuales” no atacan el problema que es global, y por lo tanto carecen de sentido común. De “especie” humana dentro de un hábitat común. Aunque no nos bañemos más, el agua seguirá siendo malgastada gracias al derroche de la gran industria, la minería y la agricultura intensiva en desmedro de las urgentes necesidades de las comunidades. Los ríos muertos por las hidroeléctricas y con eso, la biodiversidad, los trabajos artesanales relacionados a la pesca, el turismo, el deporte y otras actividades.

Que aunque andes en bicicleta, si no hay planificación y diseño de una ciudad inteligente seguirá existiendo saturación y contaminación vehicular. Que aunque tengas tu huerto casero, si no existe soberanía de la tierra y alimentaria, seguirán siendo transnacionales agrotóxicas y forestales la que la desertifiquen con monocultivo, así como las mineras saqueadoras las que la contaminen por las faenas de extracción.

Que incluso si usas ampolletas led y eficiencia energética en tu casa, si no existe tuición del Estado de la energía que se genera, seguirá siendo el negocio sucio del carbón el que determine la generación eléctrica del país sobreexigida por una actividad minera que no tiene un royalty coherente con las externalidades negativas que provoca.

Que aunque marches por proyectos particulares que te afectan, si no exiges una Nueva Constitución por AC que consagre el Referendum Vinculante para que tu territorio decida la forma de desarrollo que de verdad busca el bien común y no los intereses corporativos de una minoría mayorizada por el poder económico, vamos a estar en la misma. Haciendo esfuerzos individuales que ante el monstruoso avance del capitalismo, sólo contribuyen a vender la pomada verdista que incentiva el greenwashing y el mercadeo sustentable, la famosa “Responsabilidad social empresarial” y sus planes de mitigación cagones, engañosos y fuera del problema real que se supone debiera ser aplacado.

Por eso, no nos perdamos. La sobreexplotación crónica y general bien explicada por Rosa de Luxemburgo en la acumulación del capital, es y seguirá siendo la causa del saqueo de los recursos naturales. No más acomodos discursivos y eufemismos que colaboran con el capitalismo verde. Necesitamos un Estado soberano del pueblo que lejos de saquear se dedique a planificar correctamente, respetando las comunidades y sus hábitat.

Chile se transforma en una Zona de Sacrificio. Pero este ni siquiera es sólo un problema  país, si no un plan mundial de quienes sin rostro saquean la Tierra, con leyes económicas que han homogenizado los modelos productivos sin ningún respeto ni amor por la naturaleza, gran madre de lo que modestamente llamamos “vida”. Por eso también debemos internacionalizar la resistencia. Una total y comprometida contra el Capitalismo, uno que no responde a sus promesas básicas de innovación y se queda en la mediocre y perversa faena explotadora mercantilista especulativa.

Por eso ¡REVERDES DEL MUNDO, ÚNIOS!

  


El Reverde

El Reverde, es el referente de ecología política Web. Porque el verde es el nuevo rojo ¡Únete en la lucha por despertar nuestra naturaleza rebelde y revolucionaria!