Search
Monday 10 December 2018
  • :
  • :

Todos los perritos se van al cielo, según el Papa Pancho

Jorge Bergoglio, el cabecilla de la Iglesia Católica, conocido por moros y cristianos como el Papa Pancho I, afirmó recientemente en el Vaticano que “un día volveremos a ver a nuestros animales en la eternidad (?) de Cristo”.

Papa Pancho y PerroEl Papa Pancho pareciera no escatimar esfuerzos para acercar a la Iglesia Católica a la sociedad secular que mira con mucha desconfianza esta institución que por lo menos, en los últimos años 40 años  ha sido dirigido por  sectores ultra conservadores de una institución que por definición siempre ha estado pegada al oscurantismo de la Edad Media.

 

Francisco I nuevamente sorprendió a todos cuando hace unos días en una audiencia general, citó un pasaje de la biblia en el que se alude que los creyentes podrían también compartir la eternidad en Cristo (?) con sus mascotas.  El versículo citado, de autoría del apóstol Pablo, antes conocido como Saulo de Tarso, un apostata inquisidor romano convertido al cristianismo primitivo, el cual consolaba con estas palabras a un niño que  lloraba a su perro muerto.

El diario italiano Resapubblicaconsignó que Pancho habló largo y tendido en su homilía sobre la vida y la muerte, pero que dejó a todos los feligreses boquiabiertos cuando señaló que “el paraíso está abierto a todas las criaturas” enfatizando que “todo ha sido creado por la mente y el corazón de dios (?) y por tanto todo será participe de su gloria final” aludiendo con esto directamente a  los animales, algo que se aleja de la posición dogmática que su antecesor, Joseph Ratzinger quien como Papa y Guardián de la Fe Católica había defendido.

Jorge Bergoglio al ser investido como Papa, tomó el nombre de Francisco I en honor a San Francisco de Asís el connotado santo católico de votos de pobreza y patrono de los animales y el medio ambiente, pues siempre se declaró como amante y defensor de los derechos animales lo que demostró cuando hace un tiempo bendijo improvisadamente al perro guía de un periodista en el Vaticano.

Pancho I como lo llaman en su natal Argentina, se encuentra escribiendo la Encíclica Papal sobre el Medio Ambiente que debería publicarse a principios del 2015, donde esperamos aborde la vital contradicción que enfrentamos los seres vivos contra el capitalismo del ecocidio, poniendo a la Iglesia al menos discursivamente del lado de las mayorías que sufrimos sus dramáticos efectos.

perrito al cielo

  


Luis Jaqui

Ser humano de izquierdas, administrador público y rockstar frustrado. En la dialéctica Tierra vs Capital, le pongo todas mis fichas a la Tierra. Un ReVerde por la #AsambleaConstituyente y las transformaciones que urgen en la Tierra. Soy @MutanRashen en twitter.


  • http://pepa.tv pepa garcía

    Ya Juan Pablo II reconoció el alma en los animales; en esa línea Benedicto criticó el trato que da esta sociedad a los de granja. No es nuevo, pero es de esperar que este papa le meta mucha más caña, y que llame explícitamente a los delegados locales de la Iglesia a “salir a la calle”, como es su política, a hacer este activismo por los animales.

    Es muy interesante que desde consideraciones espirituales se aborde este tema. Es desde ahí desde donde se pueden producir cambios profundos. La ciencia no se explica la conciencia. Cuando el papa dice eso que señalas con interrogantes, Luis (“Todo ha sido creado por la mente y el corazón de dios”), creo q iría por ahí: está refiriéndose a que todos estamos hechos de lo mismo; está hablando de la conciencia, que conforma todo, que compartimos todos, y q también es conocida como dios. Igualda animal. De ahí sacaría San Francisco aquello de que los animales son nuestros hermanos (somos parientes, somos hijos/producto de lo mismo, de la misma naturaleza; no hay jerarquías, estamos al mismo nivel). De ahí a considerar que todos tenemos los mismos derechos no hay nada.