Search
Tuesday 18 June 2019
  • :
  • :

TPP: Acuerdo de Asociación Transpacífica o el paroxismo capitalista

Esta alianza comercial definirá las políticas internas de cada país, poniendo en riesgo a los habitantes y sus ecosistemas en pos del mercado. La semilla quedará sujeta a propiedad intelectual, reforzando el imperio Monsanto.

tppEl impacto no sólo lo verás en tus Redes Sociales. El control de la “materia” por medio de abstracciones como la Propiedad Intelectual (PI), está a la vuelta de la esquina. Monsanto y otras gigantes de la extracción de recursos naturales, se frotan las manos. El Acuerdo Estratégico de Asociación Transpacífica o  TTP, convertirá a los 12 países suscritos en una colonia de las empresas transnacionales a través ya no de la posesión física de la tierra, sino de las cosechas que ahí se siembran por medio de la “PI” de las semillas.

Su capítulo sobre Medio Ambiente,  incluye una serie de penas durísimas para quienes transgredan, sea de forma voluntaria o no, la “patente” de las semillas y alimentos, que van desde retribuciones monetarias, por hasta tres veces el valor de lo ‘robado’, hasta periodos indefinidos de cárcel. Y lo más asombroso cuando los transgénicos prometen acabar con el hambre en el mundo: la destrucción de los productos que se determinen ilegales.

Como ejemplo emblemático de lo que podría ocurrir luego de que sea firmado el TTP, está el TLC entre Colombia y Estados Unidos, que estableció que las semillas registradas son las únicas que pueden ser sembradas y que sembrar otras, o incluso las que desciendan de las mismas, es ilegal, obligando al campesino a sembrar, consumir y comercializar semillas GM. De hecho, alegando propiedad intelectual, se destruyeron 70 toneladas de arroz de alta calidad.

Lo importante es que el TPP, al ser un acuerdo marco, supedita las políticas que pudieran tener los países, homogenizando criterios desde la visión tecnocrática de la Organización Mundial del Comercio. El TPP impone a los estados la obligación de establecer mecanismos voluntarios y flexibles sobre el cumplimiento de las obligaciones en materia ambiental, como auditorías, incentivos de mercado, alianzas público-privadas, información y especialización compartidas, para “mejorar” la protección del medio ambiente, según los parámetros de minimizar las barreras al comercio y a la inversión.

Los países latinoaméricanos, que no tienen solucionado varios temas de salud pública, derecho de autor, protección de la biodiversidad biológica y cultural, el acceso a medicamentos y material educativo sin restricciones excesivas, y la propiedad intelectual, tendrán que adaptarse a las legislaciones de países anglosajones y asiáticos sin estar en igualdad de condiciones, lo que se prestará para situaciones indeseables.

Por ejemplo al extender la protección las patentes de medicamentos más allá de los plazos actuales, o restringir la impugnación a solicitudes de patentes, se retrasará la disponibilidad de medicamentos genéricos y aumentaría el costo de las medicinas, según expuso Rodrigo Contreras A., quien encabezó las negociaciones del TPP hasta que presentó su renuncia hace un par de años, y que publicó la columna Nuevo Tablero Mundial, en el diario peruano Caretas.

En pocas palabras, el TPP, es el paroxismo capitalista que acaba con el campesinado y recrudece la usura en aspectos tan esenciales como la salud y la alimentación, de una vez y para siempre, vulnerando la soberanía alimentaria de los pueblos y la biodiversidad de los hábitats y el bienestar general de las personas. Por otra parte, vulnera la Convenio 169 de la OIT sobre Derechos de los Pueblos Indígenas y Tribales, pero a estas alturas ¿qué legislación no lo hace? Bachelet, como es costumbre “pasa” y con eso “calla y otorga”. Esperemos que lea este artículo, para que se entere por la prensa y haga algo, antes que sea demasiado tarde.

Acá, cinco amenazas del TPP:

TPP

 

  


Karen Hermosilla

Soy una reverde por naturaleza. Quiero que esta civilización se escurra de una vez y traslade su narciso antropocentrismo a un razonable ecocentrismo. No les compro a los shustentables que apoyan el capitalismo verde y la RSE.


  • Marcelo Tapia Valencia

    Monsanto. Yo uso mis propias semillas, no reconozco propiedad intelectual alguna a ustedes y los desafío a proceder en mi contra!